Amigo Invisible 2018

Llega Diciembre, eses mes del año que unos adoran y otros odian.

El mes de las cenas de empresa, de los abrazos (sinceros o no) con esos familiares a los que no vemos el resto del año, el de los mensajes reenviados deseándonos esa felicidad que está en nuestra mano conseguir, el de escribir los propósitos… y el de intentar cumplir todas esas cosas que habíamos prometido a principios de año y a las que no llegamos.

También, Diciembre, desde el 2014 trae un amigo invisible más, el #dubamigoinvisible. ¿Te suena? ¿Sí? ¿No? Siéntate que te explico.

El #dubamigoinvisible es un amigo invisible más pero algo diferente.

Y digo más porque estoy segura de que a lo largo de tu vida has participado en varios.

Y digo diferente por varios motivos. Diferente por la implicación personal de la que aquí escribe que se ha llevado enormes alegrías gracias a esta iniciativa pero también cabreos monumentales, conversaciones con el señor marido sobre si merecía la pena volver a hacerlo (él siempre me dice que no  y estoy segura de que cuando vea este post publicado me dirá “¿otra vez?, no aprendes”. Y se equivoca, porque aprendo, vaya si aprendo y en ese aprendizaje me quedo con esa parte buena de las redes sociales, ese montón de personas que me siguen, que participan, que preparan regalos con todo el cariño del mundo y durante días abren el buzón ilusionadas para encontrar algo que no sea la factura de la luz.

Diferente porque es online y tradicional. Online porque las personas que participan (participamos) estamos cada una en un punto del país y nos conocemos a través de la pantalla, de lo que mostramos en redes sociales. Y tradicional porque los regalos los trae el cartero y no esa bandeja de entrada que en días laborables actualizamos cada cinco minutos esperando ese mail que no llega.

El #dubamigoinvisible es un amigo invisible en el que si decides participar, recibirás un correo electrónico con los datos de la persona a la que te tocará regalar y una breve descripción. Desde ese momento, deberás investigar por sus redes sociales para intentar “conocerla” y preparar su regalo. Lo envías y ya. O bueno, ya no, porque en otra parte habrá alguien “espiándote” a ti y lo recibirás.  ¿Te apuntas?

CLAVES PARA PARTICIPAR EN EL #DUBAMIGOINVISIBLE 2018

1. Puede participar quién quiera siempre que tenga ganas e ilusión y que pertenezca a ese grupo de personas a las que les gusta tanto regalar como que le regalen. Y sí, si vives en las islas también puedes.

2. Deberás enviarme un mail a hola@detrasdeunaboda.es o un mensaje directo en IG (@mrstaniac) con tus datos personales (nombre y apellidos, dirección donde se te enviará el regalo, teléfono móvil,  perfiles en las redes sociales y una pequeña descripción sobre tus gustos). Te contestaré para confirmarte que cuento contigo.

3. Pon tus redes sociales de forma pública al menos el tiempo que dure el #dubamigoinvisible para facilitar que la otra persona te espíe. Y por supuesto, no comiences a seguir a la persona que estás espiando para que no se “pispe”.

4. Pon cariño en tu regalo. Las cosas con cariño se nota, los regalos también. Incluye una nota personalizada, desvela por fin tu identidad, mete un puñado de confeti o lo que se te ocurra, pero que lleve cariño. ¿Presupuesto? La pregunta del millón, lo digo año tras año, unos 20-25 euros están bien pero hay muchas cosas que valorar que el dinero que ha costado. El cariño puesto, el tiempo que ha invertido en crear o buscar el regalo, la implicación en los gustos… No todo son los euros.

5. Da las gracias. En serio, no cuesta nada y sé de gente que el año pasado no las recibió. No tienes que colgar una foto en tu galería, ni compartir un stories si no quieres (aunque confesamos que a todas nos gusta ver lo que hemos enviado en su destino) pero coge el móvil y da las gracias a esa persona. Avisar de que se ha recibido el paquete también es de muy buena educación.

6. Envía por mensajería o certificado. ¿Para qué? Para evitar esos “yo ya lo he enviado y sino llega no es mi problema”. Así evitaremos extravíos y podremos reclamar. Y no es mucho más caro.

7. Disfruta. Esa es la clave. Disfruta del proceso. Sonríe entre paquetes.

PLAZOS

Puedes enviar el mail a hola@detrasdeunaboda.es o el mensaje directo en IG a @mrstaniac hasta el día 15 de Diciembre incluido.  Entre el 16 y el 17 de Diciembre recibirás los datos de la persona que te ha tocado y hasta el día 28 podrás preparar y enviar tu regalo. ¿La idea? Que la semana de Reyes todos recibamos el aviso de entrega en el buzón.

 

¿Cuento contigo?amigoinvisible

 

Anuncios