Verano en el norte

El verano en el norte está cargado de pantalones manchados de verdín, de bolsillos que rebosan arena y de pelos despeinados.

Los veranos en el norte se viven con una chaqueta atada a la cintura, con algún día saltando en los charcos con las katiuskas y corriendo bajo la lluvia.

El verano en el norte tiene días de Agosto en los que llueve, sale el sol y vuelve a llover. O viceversa.

Sombrillas de playa para el sol y para la lluvia,  olas que saltar, mareas bajas que suben rápidamente, toallas que se mojan, mochilas que se mojan, tú te mojas.

IMG_0690

Noches que refresca, pueblitos costeros en los que baja la niebla y los pies se congelan. Alpargatas de camping, praos verde bajo bombillas de colores y cumbias y bachatas.

El verano en el norte es acampar bajo las estrellas en la playa de Torimbia y al día siguiente hacerlo a los pies del Urriellu. Es verde y azul. Coche y carreteras secundarias. Disfrutar de las curvas.

El verano en el norte tiene un puñado de abrazos robados usando el frío como excusa, unos cuantos baños en el río guardados en el bolsillo y algún que otro renacuajo en algún que otro Tupper.

DSC01276

Las piernas llenas de ortigazos y arena pegadas a parte iguales, el olor a salitre y a hierba recién cortada, los secretos contados en los hórreos, las historias vividas en caleyas que conducen a ninguna parte y a todo el mundo.

IMG_1054

El verano en el norte es para vivirlo. Vivirlo una y otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s