¡Baila!

¡Baila!

Baila sin pensar en que eres un pato mareado, en que se te ha olvidado el paso o en que vosotros sois más de apoyaros en la barra.

Baila como si fuera la primera vez que bailáis juntos (puede ser que lo sea) o como si fuera una vez más.

Baila al ritmo de vuestra canción, de la canción del verano o de la que esté sonando de casualidad.

Baila.

Bailar solos, con dos o tres invitados o con todos en la pista pero bailar.

Bailar. Bailad.

Esta de moda romper las tradiciones, personalizar las bodas, hacerlas todavía más “nuestras” y la corriente de “si no somos de bailar, ¿por qué vamos a bailar hoy?”  Porque es vuestro día.

Me da igual que no bailéis nunca, que escuchéis vuestras canciones con el codo en la barra o que en vuestra pareja uno baile al lado del otro mientras éste apura una cerveza  o que lo más que hayáis bailado en vuestra vida sea una coreografía conjunta a esa hora de la madrugada en la que la vergüenza ya no existe…

_MG_7217

Hoy es vuestro es día y tenéis que bailar.

¿Qué no va con vosotros? Venga ya! Eso contádselo a otra!

¿Qué es algo que no hacéis nunca? Venga ya! ¿Acaso otros días os vestís de princesas y príncipes, invitáis a toda vuestra gente y disfrutáis de un banquete delicioso? No es éste un plan que hagáis todos los sábados.

El día de la boda es un día excepcional lleno de excepciones. Un día único lleno de cosas únicas.

¿Qué sois tímidos y eso de tener todo el protagonismo no va con vosotros? ¿De verdad? Venga ya! El día de vuestra tenéis todo el protagonismo todo el rato, así que buscaros otra excusa.

Bailad. Girad. Bailad.

_MG_7115

Prometo que la felicidad hace que los pisotones no duelan, vuestras sonrisas camuflan cualquier torpeza en la pista y que es verdad eso de que el tiempo parece pararse y los invitados desaparecer mientras suena la música.

Solos vosotros, sólo la música, sólo vuestras ganas de comeros el mundo, de ser felices, de ser dos siendo uno.

Bailad. Bailad como si la música no se fuera a terminar nunca, como si los zapatos no hicieran daño o como si lo hubieras hecho toda tu vida con esa falda llena de capas que llevas. Bailad agarrados, que no corra el aire entre vosotros para a continuación girar y levantar un tornado con vuestro ímpetu al cogeros de la mano y girad. Bailad.

Haced que esa pista de baile que veíais enormes al principio se os quede pequeña, comeros el mundo y el uno al otro y bailad.

Bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad, bailad.

Romped la tradición, cambiadla, innovadla, haced lo que queráis con ella pero por favor, bailad!

Bailad una lenta, una rápida o una horterada del último verano. Cantárosla bajita al oído mientras lo hacéis o reíros mientras os señaláis y voceáis “puede ser tu gran noche…!!”, bailad con una cerveza en la mano o con una boa fucsia enrollada al cuello, con americana puesta o con la camisa desabrochada…

_MG_7260

Bailad y que se pare el mundo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s