Andrea y Jesús. La Boda.

Avilés. Septiembre 2013. Andrea. Jesús. Amelie. Rojo y negro. Photocall. Familia. Amigos. Sidonie. Funambulista. Una bici. Un par de Voll Dams. Unos cuantos Playmobil. Varitas mágicas. Música en directo. Madres que emocionan a una boda entera. Desayunos franceses. Lienzos en blanco. Un montón de pinceles. Pinturas. Una cabina con mensajes.

Todo esto y más. Todo esto forma parte de la boda de Andrea y Jesús. La primera boda que compartimos en este rincón. Una de esas bodas que descubres en Facebook y te traspasan la pantalla. Una de esas que te gustan, que te llegan, que te emocionan y te hacen reír sin conocer a los protagonistas y sin haber estado allí. Y al verla no pude evitar enviarle un mensaje a Andrea y felicitarla por su boda. Tiempo después, le envíe otro mensaje. Esta vez le pedía publicar su boda. Y cuando ella dijo sí y me contó un montón de detalles me identifiqué con ella…

De repente me enteré de que casi, casi compartimos aniversario, de que compartimos apellido, nuestros vestidos de novia llevaban la misma falda original y romántica a pesar de ser completamente diferentes, también se atrevió (atrevieron) a que en su boda sonaran canciones que no son de boda, arriesgaron con los colores al incluir el negro, brindaron con cerveza, la madre de la novia también ató lazos durante los preparativos… pero os estoy adelantando cosas y no quiero así que vayamos al principio.

Andrea y Jesús. Jesús y Andrea. Vasco y asturiana, asturiana y vasco. Residentes en Galicia. Y que juntos organizaron un bodorrio. Un señor bodorrio.

Un bodorrio que se celebró el 7 de Septiembre de 2013 en Avilés. Su día especial es el día 8 de Septiembre pero al caer en domingo este año decidieron que el 7 sería, a partir de este año, también su día especial. Y hacer un poco suya la canción de Mecano.

La ceremonia religiosa tuvo lugar en la Iglesia San Nicolás de Bari y el banquete en el NH Palacio de Ferrera. ¿Un detalle con los invitados? El restaurante y la iglesias están a escasos metros de distancia por lo que en esta boda los invitados no tuvieron ningún desplazamiento.

Fue una boda de mañana, de un sábado de Septiembre en el que en Asturias amaneció lloviendo. Lluvia que respetó los momentos importantes y que les permitió realizar fotos en exterior. La encargada de inmortalizar su boda fue Cecilia, de Días de Vino y Rosas, fotógrafa a la que conocieron gracias a que el hermano de la novia les habló de ella y con la cual tuvieron un flechazo. Decir que quedaron más que satisfechos con el resultado no está de más, pero no tenéis nada más que ver las fotos para ver el gran trabajo. Andrea afirma que Cecilia es una gran promesa y yo añado que es una de las fotógrafas que ya está dando que hablar por Asturias. Y eso es por algo.

…EN UNAS HORAS ME CASO….

Andrea y Jesús se prepararon a pocos metros de distancia el uno del otro. Ambos eligieron ponerse (más) guapos en el hotel elegido para la celebración de su boda. A pesar de estar cerca decidieron cumplir la tradición de no verse antes de la ceremonia pero decidieron telefonearse. Una conversación más, una conversación en la cual Andrea no pudo evitar emocionarse. ¿Hay cosa más guapa en este mundo que una novia emocionada escuchando la voz de su futuro marido? Sólo la puede igualar un momento… El momento en que el padre de la novia ve a la novia. La cara del padre de Andrea es la descripción de orgullo y felicidad. Es la cara que sólo un padre puede poner. Es la cara que te rompe por dentro. En este caso, la cara que rompió a Andrea que tuvo que decirle al verlo “no llores que sino lloro yo también“.

buena.jpg

 

Yo no sé vosotras pero yo adoro los momentos previos a las bodas. Esos momentos de nervios, de emociones, de saber que ya casi, casi ha llegado la hora, de estar con los tuyos… Esos momentos de ser la novia con la pinza porque sí, futuras novias, el 90% de las novias de este país nos paseamos las horas previas con una pinza en alguna parte del pelo. Llevarla con el glamour que la luce Andrea es ya otra cosa.

….DETALLES PEQUEÑOS QUE HACEN UNA BODA MUY GRANDE…

Las novias con personalidad me gustan mucho. Las novias que llevan su personalidad en su look de novias me rechiflan. Andrea fue una novia con mucha personalidad. Personalidad que se deja ver en el color rojo. No son muchas las novias que se atreven a llevar este color y lo hacen tan bien. Personalidad en esos taconazos de infarto y precioso que la llevaron hasta el altar. Zapatos que eran blancos y los tiñó para la ocasión ya que tenía muy claro que calzaría en rojo ese día y no encontraba los adecuados. ¡Un olé/viva/puxa por las novias apañadas y creativas que no desisten cuando no encuentran lo que quieren y deciden crearlo! Personalidad en esos slippers negros con glitter que decidió ponerse para disfrutar del baile al máximo. Personalidad en ese vestido con esa falda que ya lleva la personalidad incorporada. Personalidad al decidir ir velada, ¿puede haber algo más romántico?.  Personalidad en ese bouquet de rosas rojas complementado con un camafeo con la foto de su abuela el día de su boda. 

Jesús no se queda atrás. En este caso el novio también irradió personalidad. Por los cuatro costados. Lució chaqué (y vale, yo no soy objetiva porque me rechiflan los novios con chaqué).  Decidió llevar un reloj de “no novio” que es BRUTAL. Apostó por un peinado no muy habitual en novios y decidió seguir con su look habitual. Pelo, patillas, perilla y gafas.

¿Un detalle? Andrea lució sus dos anillos de compromiso el día de su boda. Sí, habéis leído bien dos.  Jesús le pidió matrimonio a Andrea y le regaló un anillo. Al poco tiempo Andrea conoció el admirado y perfecto anillo “Oui” de Dior y Jesús se lo compró y volvió a pedirle que se casará con él. Tal cual chicas. ¿Estáis muriendo de amor, verdad? Yo también lo hice cuando leí la historia.

Andrea y Jesús no contaron con WP. Se dedicaron personalmente de todo  y organizaron su boda desde la distancia y aprovechando las escapadas a la tierrina. Ambos son un buen equipo: Andrea ponía el entusiasmo y la ilusión en las reuniones con los proveedores y Jesús mantenía la cabeza fría, con la mente negociadora y los pies en la tierra. ¿A qué os suena a muchas? Si es que hay veces en que sino fuera por los novios los proveedores harían lo que quisieran con las novias…. Y como en muchas bodas sin WP, lo que hay son unos novios que se lo curran mucho y una familia que no le importa echar una mano. O todas las del mundo. La madre de Andrea no dudó, ya vestida como madre de la novia, en colaborar con los preparativos y decoración.  Y es que una madre no deja de ser madre en la boda… y es un gustazo contar con madres así!Y atentos, que aún no habéis visto todos los momentazos de la madre de la novia en esta boda.

detalles

A la puerta de la Iglesia, una bicicleta restaurada por el padre de Andrea y regalada a Jesús, adornada con unos globos corazón y unas cestas con hortensias era el toque perfecto. Menos es más… pero esperar… que aún no hemos llegado a la Iglesia.

….SÍ, QUIERO….

Ya era la una del mediodía. La lluvia había decidido ya que no se iba de boda y bajo el cielo gris de Avilés, Andrea recorría del brazo de su padre los metros que la separaban de la Iglesia. Allí, en el interior, Jesús,nervioso y sin quitar la vista de la entrada. Y a mí no hay nada que más me guste que ver esas caras de los novios mientras se acercan las novias. Tuvieron una ceremonia amena, dónde se volvieron varias veces hacía los invitados para disfrutar mutuamente. El porta alianzas era una varita mágica de tul que hizo las delicias de la niña portadora.

En el exterior unos gaiteros amenizaron los momentos y en el interior un cuarteto de cuerda y una soprano ayudaron a crear un ambiente bonito y emotivo. Jesús entro a la Iglesia con Wathever de Oasis y Andrea caminó hacía el altar con Por tí volaré de Andrea Boccelli de fondo. Entre otras canciones, sonaron Viva la Vida de Cold Play y Hallelujah de Leonard Cohen. A la salida de los novios,  su cuñado les bailó un Aurresku como guiño a la tierra natal de Jesús.

ceremonia

…NOS VAMOS DE CÓCTEL… Y DE SESIÓN FOTOGRÁFICA…

Mientras los invitados llegaban al hotel y empezaban a descubrir las primeras sorpresas que los novios habían preparado para ellos, Jesús y Andrea aprovechaban las calles cercanas y el maravilloso jardín francés donde se realizo el cóctel para hacerse la habitual sesión de fotos. ¿Quién decía que había que irse lejos y a lugares emblemáticos para tener un reportaje bonito?

posado

¿Qué estaban descubriendo los invitados en el restaurante? Descubrían (si no lo habían hecho ya) que aquella boda no era una boda más, que aquella boda era un BODAZA. Cuando los invitados llegaban a la zona del cóctel se encontraban con un lienzo en dónde dejar su huella a modo de globo. Descubrían también el sitting plan, un plano de París… y ¿recordáis aquellos lazos que la madre de la novia ataba en la terraza de la suite? Pues caían desde allí hasta esta zona. Un lazo rojo terminado con un pompón negro por cada mesa. Y una etiqueta kraft por cada invitado. Y una chapa con el #quesebesen. Chapas que eran el pase a la fiesta en el pub por la noche…. ¿Los nombres de las mesas? Ya los habréis adivinado…Zonas y monumentos de París… Unos marcos hicieron de meseros sobre una manteleria negra. Si, negra, habéis leído bien. Sonia, la responsable de eventos del hotel, les comentó a Andrea y Jesús que iban a recibir esta manteleria, ellos apostaron y arriesgaron y, una vez más, volvieron a acertar.

Los invitados también se encontraban el photocall, y una maravillosa mesa-bodegón con lienzos en blanco, pinceles, pinturas… Inicialmente, estaba pensada como decoración pero fueron varios los invitados que se atrevieron a dejar su arte sobre el lienzo… Una vez dentro del salón… También descubrían una cabina de vídeo para dejar sus mensajes a los novios y un carrito de crepes. Carrito de crepes que estuvieron meses buscando y no encontraron empresa que lo ofreciera en Asturias… pero en su búsqueda si encontraron a AsturCócteleros que no ofrecía el servicio pero lo ideó para ellos. Durante la barra libre, una pizarra mostraba una seria de combinados con nombre de algunas de las canciones de Sidonie y los invitados tenían que pedirlas así a los camareros… Éste es uno de los pequeños detalles que no cuestan nada y que hacen una boda mas personal.

photocall

decoracion

Llegaron al cóctel y brindaron con cerveza. Un par de VollDams sustituyeron a la tradicional Sidra Achampanada o Cava de todas las bodas. Posaron en el photocall que habían preparado con la ayuda de la empresa Abstracta y disfrutaron con todos los invitados. La cerveza les acompañó en varios momentos de su boda y es que si unos novios son cerveceros, ¿por qué no serlo también en su día?

momentosrestaurante

…UN BANQUETE LLENO DE DETALLES…

Los novios entraron al banquete al ritmo de Un día más en la Vida de Sidonie. Una vez allí, a los invitados les esperaban un montón de detalles más.

Como detalle oficial de la boda los novios dieron una cajita de música con la banda sonora de Amelie. Y yo en este momento vuelvo a morir de amor, y más cuando confieso que no había visto Amelie hasta conocer esta boda….Y después de verla y conocer su banda sonora lamenté todas las veces que dije que no quería verla y me pregunté como pude vivir tantos años sin haberla visto. Ahora, ahora quiero ir a una boda con unos novios tan molones y un regalo tan genial.

El otro detalle que dieron fue el DETALLE por excelencia. Prepararon un desayuno francés para que sus invitados lo degustaran a la mañana siguiente: croissant, zumo, café, mermelada, mantequilla y muffin. Todo ello en una bolsa kraf adornado con blondas,  wasitape y el sello de la boda. Y todo, todo preparado por ellos. ¿Es o no es el detalle?

Sonaba de fondo Marry You de Bruno Mars y Andrea y Jesús repartían entre las parejas casaderas unas parejas de novios Playmobil con una nota personalizada a la vez que escribían mensajes para ellos en una pizarra.  También dieron sorpresas a las familias al ritmo de Tengo razones para Quererte de Chenoa y Familia de Funambulista.

Andrea entregó su ramo a su madre mientras de fondo se oía Bohemian Rhapsody de Queen pero como no quería quedarse sin el momento ramo por los aires, encargó una réplica que lanzó al ritmo de Raise your Glass de Pink y que fue a parar a manos de su cuñada.

detallesinvitados

…MADRE NO HAY MÁS QUE UNA…

Uno de los momentos más emotivos de la boda llego de la mano de la madre de Andrea. Ésta preparó un vídeo que nadie se esperaba y junto a él, dedicó unas palabras a los novios que emocionaron a todo el mundo. Andrea dice que fue un momento precioso, un momento de esos en los que alguien habla y el resto parece estar hipnotizados…. Y no hay más que ver las fotos para ver lo que transmiten… Y es que hay cosas, que sólo una madre sabe cómo y dónde decir.

madre

…Y AHORA BAILEMOS…

Para el momento del baile, eligieron la canción Je pensé a tes Yeux de Huecco y bailaron una coreografía que habían preparado. Después de su primer baile como marido y mujer, Andrea bailó con su padre y Jesús con su madre la canción My Girl, de The Temptations.

baile

…después llegó el flash mob que las chicas habían preparado, la música en directo de Los Rockmánticos, grupo dónde el hermano de Andrea es guitarrista, mucha barra libre, muchos bailoteos, muchas risas, muchos momentos…  Después llego el fin de la fiesta en el NH Palacio de Ferrera y la continuación de la misma en el Pub Malauva.

bailee

Después llegó el final de la boda.

AYJFINALES-834

Atrás se quedaron ese año y 4 meses de preparación, esa última semana de no parar un minuto, ese baile de novios ensayado a las 19:00 del viernes antes de la boda. Atrás se quedaron esas luces de verbena que no se pudieron poner, esos carteles para los baños, aquellas dedicatorias que no pudieron hacerse… Atrás quedó aquel día de la boda que pasó tan rápido… Y por delante venía esa luna de miel que pasaría por Las Vegas, California y Hawai, entre otros.

Atrás se quedaron todos los nervios y las pequeñas cosas que no salieron como se espera pero, como dice Andrea “…salga como salga ese día todo será maravilloso. Disfrutad de cada preparativo pero, sobre todo, disfrutad del día y no os agobiéis porque una semana antes os falten cosas, invitados por confirmar, den lluvia… Hacer oficial que estás enamorada de tu pareja y tener la suerte de compartirlo con las personas que quieres es lo importante. Mi boda no fue perfecta, ni fue todo según lo programado, pero fue un día precioso lleno de emociones, risas,amor felicidad… y sobre todo, fue el día QUE ME CASÉ CON EL AMOR DE MI VIDA

AYJFINALES-916

Gracias Andrea y Jesús por compartir vuestra boda.

Vestido Novia: Pronovias

Fotografías: Días de Vino y Rosas

Restaurante: NH Palacio de Ferrera

Blog de la Boda de Andrea y Jesús

Anuncios

11 comentarios en “Andrea y Jesús. La Boda.

  1. Buenas tardes, en este post hay fotos de una menor de edad que no ha sido autorizadas su publicacion por parte de sus padres. Rogamos sean eliminadas. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s