Mi abuela era una moderna

Mi abuela era una moderna. Verdad, verdadera. Y de la buena.

Mi abuela bajaba al parque con sus madejas de lana y mientras los nietos corríamos (y nos caíamos) ella y sus amigas hablaban mientras nos hacían jerseys, gorros, guantes, bufandas y lo que hiciera falta.

Mi abuela se tomaba el café en la cafetería de toda la vida con tazas floreadas.

Mi abuela ya conocía el mint. Su mueble de cocina era de ese color.

Mi abuela tenía vestidos cuyos estampados son ahora un must en los armarios. Y de las rebequitas de punto mejor no os hablo.

Mi abuela usaba tocados en sus eventos cuando era una joven con cinturilla de avispa.

Mi abuela tenia un montón de sifones, de botellas de La Casera y un buen puñado de palés. Todo debajo de aquel hórreo que valía para guardar todo.

Mi abuela tenía una casa vintage. Llena de muebles con historia y de tapetes blancos.

Mi abuela hacía diy. Muchos diy. Aunque no supiera que se llamaban así.

Mi abuela fue una gafapasta aunque ella desconociera este término.

Mi abuela, si viviera hoy, alucifliparía y diría que las cosas se nos están yendo de las manos. Seguro.

Mi abuela diría que ella pasa de moderneces. Y que la gente está muy desocupada.

Y es que nos creemos unos modernos… Y ya está todo inventado.  Y no hacemos más que volver a lo de antes. Y creernos modernos. Pero no.

Los modernos eran nuestros abuelos.

Anuncios

2 comentarios en “Mi abuela era una moderna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s