¡Y yo con estos pelos!

Lo mío con los pelos antes de la boda fue un drama. Un drama-drama de los de verdad. Yo, que me había dejado melenaza para mi boda estuve a punto de coger la maquinilla, rapar y tirar para adelante. ¿En qué consistió el drama? Os lo resumo.

Novia que tiene claro que llevará el pelo suelto con un adorno- Novia a la que el adorno le queda fatal- Novia entra en crisis- Novia decide que pelo suelto sin nada- Novia a la que otras novias que optaron por la melena al viento le dicen que como sudes o algo es un incordio,por experiencia- Novia que se da cuenta de que los días que lleva el pelo suelto no para de tocárselo y pegar golpes de pelo a lo Carmina Ordoñez- Novia que decide que su pelo va atado- Novia que no quiere recogido de vieja- Novia que no quiere ir muy peinada- Novia que desespera- Novia que encuentra su peinado.

Y tres meses que se me fueron en ese drama. Tres meses de conversaciones sobre peinados que son muy peinados y que yo quiero ir despeinada. Recuerdo mi aventura por el foro rosa por aquel entonces. Puedo decir que fue un drama compartido, de los que se llevan mejor… Y éramos unas cuantas las que queríamos ser, sí o sí, novia despeinadas. Comenzaron a casarse las primeras y todas repetían lo mismo: “deja que te peinen un poco repeinada que ya habrá tiempo a despeinarse”. Una detrás de otra. Y decidí hacer caso. Trenza trasera y lateral que culmina con moño “despeinado” bajo en lateral por lo que podemos decir que mi peinado era peinado pero informal (si es que esto existe).

A mi me chiflan las novias bien peinadas. Me chiflan tanto como me disgustan las novias que terminan su boda tan peinadas como la empezaron. No. Eso no es posible. Una boda dura unas 7-8 horas, ¿cómo no va a salirte ni un pelo de su sitio? Yo adoro las novias que terminan su boda despeinadas. Aún así, entiendo y comprendo totalmente a esas novias que están preocupadas por su peinado toda la boda, a aquellas que corren al baño en busca del bote de laca una y otra vez, aquellas que tienen a esa amiga un poco hartita de tanto retocarle el peinado… pero a todas esas tengo algo que decirles.

No hay cosa más bonita que una novia que ha disfrutado tanto su boda que está despeinada.

Despeinarse siendo novia implica que has abrazado, que has saltado, que has bailado… Implica que has vivido tu día.

Despeinarse siendo novia significa que algún invitado ha pasado y te ha acariciado el pelo, que tu amigo te ha tirado del recogido, que te has quitado y puesto el velo, que tu marido ha decidido recolocarte un mechón.

Despeinarse siendo novia es, por encima de todas las cosas, DISFRUTAR. Y que te quiten lo bailao.

Despeinarse siendo novia es sinónimo de Vivir. Vivir tu día. Vuestro día. Es sinónimo de haber exprimido tu boda al máximo, sin perderte nada por estar en el baño o en la habitación retocándote.

Despeinarse significa sonreír con boca buzón cuando ves las últimas fotos del día y tu pelo te muestra lo bien que te lo has pasado.

Despeinarse es ser feliz. Muy feliz.

Y es que las novias queremos ser tan perfectas, que a veces nos olvidamos de que la felicidad está llena de imperfecciones.

Ya nos lo decía Mafalda….

 

vivirdespeinada1

Anuncios

2 comentarios en “¡Y yo con estos pelos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s