Canciones que te transportarán a momentos

¿Qué tienen en común Joaquín Sabina, Alfredo González, Lori Meyers, Andrés Calamaro, Rolling Stone, Serrat, Tejedor, Opus, Black Eyed Peas, Luis Ramiro, una canción de la película Grease y la Banda de Gaitas LLacín de LLanes?

Puede ser que hayas alucinado al ver la lista anterior, puede ser que no sepas quién es alguno que otro y puede ser, casi seguro, que tú respuesta a la pregunta sea que son músicos, cantantes, grupos de música… Lo que quieras y como quieras definirlo, pero todos, todos ellos nos regalan canciones. Y lo mejor de las canciones es hacerlas nuestras.

Además de tener eso en común, todos los anteriores tienen en común que estuvieron conmigo (con nosotros) en el Palacio de Luces aquel 8 de Septiembre de 2012, aunque ellos no lo sepan. Estuvieron, vaya si estuvieron.

Y con alguno de ellos me marqué un dueto, aunque tampoco lo sepan.

Es el momento de decir que yo soy muy de música. No me duele dejarme mi dinero en cd originales y me parece un plan estupendo disfrutar de un concierto con amigos y cervezas. Soy muy de música, muy de música y de letras en español. No me preguntéis porque pero siento predilección por las canciones en las que entiendo lo que me están diciendo. Puede ser que este amor por las letras en castellano venga de mi mala relación con los idiomas… Sí, yo creo que viene de ahí pero me estoy yendo del tema…

Mi ya marido adora tanto la música en inglés como yo la música con ñ así que a la hora de elegir las canciones para la boda preveíamos un gran desacuerdo… O eso o nos decantábamos por música instrumental. Y eso teníamos claro que no.

Internet está plagado de listas de “Las mejores canciones para tu boda”, “Canciones que no te pueden faltar en tu boda”, “Canciones originales para tu boda” y similares…  Las miré todas, les eché un ojo a todas y al final, todas eran iguales… Y las originales estaban más que escuchadas y otra cosa no, pero nosotros teníamos claro que nada de clásicos de boda, que nada de canciones por poner. Las canciones tenían que decirnos algo. Y vaya si nos dijeron.

Un folio en blanco se convirtió meses después en un folio lleno de títulos, de autores, de acotaciones de minutos, tachones y más tachones, signos de exclamación. Encontrar las canciones de nuestra boda nos llevo meses pero… ¿Cómo elegimos las canciones? Empezamos intentando hacerlo de un tirón, nos sentamos delante del ordenador y buscamos. Y no, así no funciona. O no nos funcionó. Nosotros encontramos nuestras canciones perfectas  mientras cantábamos a dúo en el coche, cuando recordábamos aquel viaje, cuando fuimos a aquel concierto, cuando algún amigo nos enviaba un mail con una para alegrarnos el día, cuando tus amigas te recordaban aquello que cantabas en el instituto… Cada canción llegó en un momento diferente, no vinieron juntas aunque alguna le abrió el camino a otra. Y ninguna, ninguna era una de las denominadas canciones de boda. Y algunas de ellas no eran canciones de amor.

Lo reconozco hubo días en que tuvimos miedo, pánico… Para nosotros era la música perfecta pero ¿Y si de repente nuestros invitados aluciflipaban demasiado y pensaban que se nos había ido de las manos? Los momentos de pánico fueron mínimos y casi sin darnos cuenta habíamos enviado al dj la lista con las canciones y los links a ellas porque nos aseguraba que algunas no las conocía y tenía miedo a meter la pata.  Mi marido y yo nos callamos la lista de canciones como el gran secreto. Había gente que había visto mi vestido, su traje, que sabía por dónde iría el menú… pero nadie, nadie de nuestros invitados sabía que música sonaría. Muchos apostaban y nos decían que seguro que en la ceremonia civil tendríamos banda de gaitas ya que era el Día de Asturias… e iban totalmente desencaminados.

Llegó el 8 de Septiembre y llegaron al lugar. Escucharon esto.

Todos conocen mi devoción por Sabina. Yo viví ese momento unas paredes más adentro… pero todos me contaron que sonrieron y que les encantó. Venían de boda, eran las 5 de la tarde y se encontraron ya con una fiesta.

Un poco después, hizo su aparición el novio. Y si, aquello era una fiesta pero era la hora de la ceremonia civil y cambiabamos de tercio. El novio entró con una canción de Tejedor desconocida para la mayoría de los asistentes pero que nos pidieron días después una y otra vez.

10 minutos después entraba yo en la ceremonia con otra canción de Tejedor, perteneciente a la Banda Sonora de La Torre de Suso, “Ver las cosas desde arriba”. Y llegaron las primeras lágrimas. Y mi enorme sonrisa respondía a cada lágrima que veía en la cara de mis invitados.

Entre la lectura de mi amigo y la de la prima de mi marido, pudimos disfrutar de parte de “Como l’azul al cielu” de Alfredo González, un cantautor asturiano que pone banda sonora a muchos momentos de mi vida, que nos regala canciones perfectas y con el que tuve (y tengo) la suerte de compartir algunos momentos y considerarlo, un poquitin amigo. De los que te dan todo lo que les pides aunque no os veáis en meses. O en años.

Sí, consiento.  Porque resulta que toda la vida esperando por si el sí quiero y luego resulta que no quieres, que consientes. Y hay alguien que te dice que es menos romántico pero a ti te parece lo más romántico del mundo, digan lo que digan. Y…¿puede encajar en este momento una canción que empieza diciendo” igual que perros hambrientos nos devorábamos a todas horas…”? Sí, puede. Puede cuando esa canción os dice tanto a los novios que los invitados sonríen a lo grande, puede cuando miras a tus amigos y reconocen esa canción, puede cuando la voz que la canta te trae tan buenos recuerdos compartidos con esa amiga que ahora te mira con su hija en brazos…¡vamos que sí puede!

Firmamos y nos tiraron arroz al ritmo de Xideces. Mi marido no es admirador de las bandas de gaitas pero con El LLacín de LLanes hace una excepción y es que no pudo evitar reconocer que sí, que las gaitas también molan cuando presenció el concierto de “Llacín y amigos”

Dejamos la música y nos dedicamos a fotos, risas y cervezas durante un rato.

Mañana os cuento qué sonó después de ese rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s