En ocasiones, veo cosas para bodas

El pasado domingo fue un domingo de verano. Sí. Porque los domingos de verano pueden querer quedarse con nosotros más tiempo y decidir empujar a los domingos de otoño. Y si esto pasa hay que aprovecharlos.

No importa el cansancio. Un domingo de verano en otoño no hay mejor plan que cogerse las gafas de sol y salir a la calle. Salir a disfrutar de nuestra ciudad. Y si encima resulta que en nuestra ciudad hay planes tan molones como el “Mercado del Ferrocarril” ya ni te cuento.

Igual soy yo y mi obsesión por las bodas. Igual es que este mes de Octubre está siendo una locura de las buenas para mi con las bodas. Sea lo que sea, fueron varios los puestos del Mercado del Ferrocarril en los que vi cosas que son ideales y geniales para una boda. Y de eso es lo que os voy a hablar. Podéis dejar de leer si lo que queréis es encontraros con una descripción de mi visita al Mercado. No es eso, esto es una mención a los expositores que me llamaron la atención con algún objeto que me chifla para las bodas. Sólo eso. Ni más ni menos. Empecemos.

Soy fan de las letras. Mucho. En mi boda hubo letras, mi casa está decorada con letras y adoro todo tipo de objetos/decoración/ropa con mensajes. Y si es en castellano mucho mejor. Ya podéis ver que los idiomas nunca fueron lo mío y los números tampoco. Por este motivo no pude evitar pararme en el puesto de “mk, mon & k” al ver sus letras de madera. Mis adoradas letras de madera. Ya sabéis que yo me hice con las mías para mi boda en Happyideas pero no está nada mal saber que las hay aquí cerquita. Enseñaros una foto sería lo suyo pero ya sabéis que yo cuando disfruto de algo no sacó fotos, manías… Así que no dejéis de pasaros por su blog y, de momento, os dejo con esta foto de sus tocados.

monk ah!!! También tienen línea de respostería creativa. Bonito y variado.

Desde hace un tiempo tengo que reconocer que he dejado la fiebre de las flores por la de los lazos. Pero mi amor por las flores siempre está ahí así que uno pude hacer otra cosa que quedarme pegada al puesto de “+Qflores”. Flores, flores y trapillo. ¿Alguien da más? Me imagine a las invitadas a una boda con uno de sus tocados y sonreí. Sonreí aún más al imaginarme a una novia de una boda de invierno con uno de sus bolsos.

flores

Ya os avisé un poco más arriba que soy muy fan de todos los objetos de decoración con mensaje así que las tazas del puesto de “mdm” captaron mi atención. Tazas que veo perfectas para un detalle a algún invitado especial.  Después de ver las tazas vi otro montón de cosas más monas. El puesto era compartido con Gotland y también tenían mis adorados-admirados playmobil novios. No hay muñecos para la tarta más perfectos. Con lo que me costó encontrar los nuestros cada vez que los veo me entran ganas de comprar otros por si acaso. De repuesto. Porque sí. Y vi un calendario molón. Muy molón. Tan molón que si no me hubiera gastado todos los cuartos ya me lo hubiera llevado. Algún día será mío. Aunque tenga que remover mar y tierra para encontrarlo.

mdm

Cuando empiezas a organizar una boda haces un montón de llamadas, envías un montón de wasaps y andas (si no lo estás ya) todo el día con el móvil para arriba y para abajo. Por esto, me enamoré de las fundas de “mambo na mambo” de madera. ¡Madera! ¡Madera! Recibir los mensajes felicitándote por la boda y pelearte con los proveedores por teléfono será mucho más elegante con estas fundas. Lástima que sólo las haya para Iphone5. Y me llevé la tarjeta. Me la llevé porque algún día yo tendré un Iphone. Un Iphone con funda de madera. Decidido. Y me haría una postboda con las gafas de sol de madera. Sin dudarlo. Y una pre. Y me las pondría hasta en la boda.

1383352_166905380172798_91193269_n

¿Había más puestos con cosas que se podrían utilizar en bodas?Por supuesto, había varios puestos de los que podríamos sacar varios y muy bonitos objetos de decoración pero a mi los puestos con cosas grandes no me llamen, a mi darme un puestecito con una mesa llena de mil cosas bonitas. Suena raro pero son mis manías. Otra vez.

Volveré el próximo mes. Seguro. Volveré pero no el domingo por la tarde. Iré de sábado, seguro para pillar todos los puestos abiertos. Me quedé con ganas, muchas ganas, de ver en directo los productos de Baraka.  Otra vez será.

Las fotos que ilustran este post han sido extraídas de la página de Facebook del Mercado del Ferrocarril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s