Mismo lugar, mismo evento, 3 años después.

Hace ya unos cuantos días que cogimos el coche, nos fuimos a comer a nuestro lugar favorito (siempre encontramos una excusa para ir) y después, con el estómago lleno, nos dirigimos al Hotel Zen Balagares para ver su feria de novios.

Volvíamos a este hotel casi 3 años después pero ahora tiene distinto nombre. Hace tres años fuimos al, entonces, Vincci Balagares, a la primera feria de novios. Fue nuestra primera feria de bodas. De aquella ni pensábamos en casarnos ni nos llamaba este mundo, habíamos ido por hacerle un favor a una amiga que trabajaría allí y no tenía coche propio. Llevarla fue la excusa porque allí nos pasamos la tarde entera descubriendo cosas entre copa y copa de vino. Y oye, a nosotros que somos unos nostálgicos nos hizo especial ilusión volver a aquel sitio.

El hotel por fuera es precioso, muy, muy bonito. Y por dentro también. La zonas comunes que pudimos ver nos gustaron mucho. Yo reconozco que me tiene enamorada su cafetería.

Imagen

Llegamos y pudimos ver varios tipos de limusinas y coches aparcados en la entrada. Pertenecían a American Limousines y Alcucar, aunque tengo que decir que pasamos rápido. No nos van este tipo de vehículos para una boda y no solemos pararnos con ellos. Además, he de decir que a la hora en la que llegamos alguien había aparcado delante de ellos un Ford Fiesta rojo y tuneado, que dañaba un poco la vista.

Entramos al hotel y al fondo vemos una pérgola montada y decorada ideal para hacer una ceremonia civil. Bajamos las escaleras y nos encontramos con un hinchable enorme que pertenecía a Kimar Animación. Otra vez un hinchable, otra vez mis ganas de saltar así que seguimos pasando rápido hacía la zona de los expositores.

¡Hay concurso! No recuerdo que sorteaban (creo, y digo creo que una sesión spa) pero a mí me pillo de buenas y allí que rellene mis datos ante la mirada de mi marido que no entendía porque si reniego de los concursos donde piden los datos personales estaba rellenando aquella papeleta. Yo tampoco lo sé, cosas que pasan.

Entramos y vimos el stand de Luis Macavi. Son unas cadenas de peluquería de Avilés y limítrofes. Los locales son bonitos y modernos y los trabajos que realizan son de muy buena calidad. Además, aparte de peluquería también tiene centro de belleza por lo que puedes hacerte todos tus programas de belleza y tus preparativos de cara a tu boda en sus centros.

Cerquita de ellos estaba el stand de la revista Mil Bodas. Revista que compré en cuánto decidimos que nos casábamos y recuerdo aquel kioskero que miro a mi marido y le dijo: ¿Hay planes de boda o está empezando a hacer presión? Aquel ejemplar lo releí una y mil veces, marqué, hice anotaciones, doble páginas y ahora lo guardo en mi caja de cosas de bodas.

Siguiendo con las revistas, un poquito más allá estaba el stand de la revista Novias Asturias. en este caso no puedo contar mucho más porque sólo tuve esta revista una vez en mis manos y no le presté atención.Yo con las revistas tengo mi ritual: la abro por el final y paso unas cuantas hojas y ahí ya sé si me gana o no me gana. Si le doy la vuelta y la empiezo a leer o la descarto. Si, puede parecer raro pero tengo mis manías.

Llegamos al stand de Zafiro Tour Viajes Avilés, dónde podías perderte en un mar de folletos con los destinos perfectos para la luna de miel. Además, entre catálogo y catálogo te encontrabas alguno de los productos Be Happy de los que os hablamos en la entrada referente a la Feria de La Campana. No hay mejor manera de hacer un stand más dulce.

Levantamos la vista y vimos el stand de Diseñarte. A su lado, cerquita, el de Foto’s Fotógrafos. Ya os lo dijimos en otras ocasiones, en todo va el gusto pero en la fotografía aún más. Por lo que pudimos observar, Fotos Fotógrafos mostraba un estilo más clásico tendiendo más a los posados mientras Diseñarte mostraba un estilo más moderno, más informal si hablamos de reportajes de bodas. También estaba Foto Perlines, del cual ya os hablamos en otras entradas.

Después descubrimos un stand de jabones. Y con lo que a mi me gustan me tiré a él de cabeza. era de La Jabonería Galesa, presente en Avilés y tenían jabones de todos los tipos, colores y aromas. Me quedo sin duda, con el de chicle. Jabón con olor a chicle por siempre y para siempre. Tienen también sales de baño, las tan de moda bombas…. ¿Lo que más me gusto? Los colores vivos. Soy de colores fuertes y vivos y estos jabones los tenían.

Imagen

Tenía stand puesto Las Flores de Montse. Un stand grande y bonito y con unos ramos de flores que, o gustan o no gustan pero no podemos negar que no son originales. Ramos en forma de abanico, de varita mágica, intercalando distintos materiales, redondos. Muy, muy originales.

Imagen

Nos paramos un rato en el stand de Eventos Premium de los que ya os hablamos en anterioridad. No descubrimos nada nuevo pero comparamos distintas ferias y puntos de vista.

También estaban GRG Eventos, con sus trajes y todo preparado para sonorizar el desfile. Ya os hablamos de ellos así que valga este post como nota mental para visualizar de una vez el dvd con información que nos entregaron en la feria de La Campana.

Vimos también el stand de Bodamanía, que ofrecen fotografía y vídeo para tu boda. No lo habíamos visto antes en ninguna feria y sus fotos nos resultaron frescas y espontáneas. Fotos que cuentan historias sin más adornos de los que estuvieran.

Recogimos un flyer de Lencería Noelia. No me acerqué al stand. A mi se me gana por los flyers (entre otras muchas cosas) y si me dan un flyer en folio, impreso a tinta negra y con mucha letra me viene a la cabeza mi etapa repartiendo publicidad de tiendas aburridas y desconecto.

Estuvimos dentro probando y viendo como funcionaba BoxCam. Una de estas cabinas tan de moda para que los invitados te dejen sus mensajes. ¿Recordáis cuando os conté la feria de La Campana y no recordaba el nombre de la empresa que llevaba la cabina? Pues solucionado, porque era esta. A su favor tiene el precio, muy, muy asequible y que nos sorprendió por eso pero no graba en Hd y las imágenes que mostraban en una pantalla no se veían con nitidez. Si pago por un servicio de video (aunque sea, como es este caso para que me dejen mensajes) me gustaría que la imagen fuera de mayor calidad a la que puedo tener yo con mi cámara de fotos un sábado de noche. Mi marido (y fiel sufridor en esta feria) se fue de allí mientras me decía: a mí, o la cabina inglesa de Con Imaginación o nada.

En una esquina del salón pudimos ver el stand de Azahar Detalles. Tenía mucha variedad, podías encontrar el detalle para tu boda casi seguro. Había detalles útiles, detalles estéticos, nuestra tan querida botella de sidra…De todo y para todos. También tenían diferentes presentaciones de los detalles y cestas decoradas. Es cierto que a mi no me gustan las tiendas de detalles en sí, pienso que los detalles deben transmitir algo acerca de los novios e ir de la mano con la línea estética de la boda y esto es difícil de conseguir. ¿Un ejemplo? En una boda a la que acudí el novio entrego un juego de destornilladores. Quizás en otra boda quedaría raro pero en esta y conociendo al novio fue el regalo perfecto viniendo de él (aunque no lo tengamos en su sitio). En otra boda dieron unos broches de fieltro realizados por la novia, en la mía un pañuelo de cuello porque yo soy muy fan de ellos. Al verlo la gente sabía que aquello era, como solemos decir “muy yo”. Precisamente por esto no suelo encontrar detalles que me llamen la atención en una tienda, sino que lo suelo encontrar navegando por la red, pensando, dándole vueltas a las cosas… No quiero decir que en una tienda no encuentres el detalle perfecto: si eres un incondicional de la sidra encontrarás allí el detalle, si coleccionas llaveros, si eres apasionada de los perfumes, hay mil y un opciones. Yo no encontré la mía para mi boda es cierto, pero creo que fue por mi afán de personalizarlo todo hasta el extremo.

A su lado Green, los djs residentes de este hotel. Tienen unas tarifas muy asequibles y además estaban con promoción de feria así que eran una muy buena opción para los futuros novios. De su trabajo poco puedo decir, los conocimos hace dos años en uno de los restaurantes que visitamos porque también era los djs de allí y si has ido a la Universidad en Oviedo seguro, seguro, alguna vez te has pasado por su bar, el Green.

Al entrar, pasamos por delante del stand de Vintage Eventos. Ya os hablamos de ellos y sus stand en otras entradas pero esta vez volví a pararme. Volví a pararme para enseñarle a mi chico los jabones de Olivia Soaps y sobre todo porque el stand, aunque estuviera compuesto por elementos que ya habíamos visto en otras ferias, estaba personalizado para esta. Telas con estampados de golf, meseros con la misma temática, palos de golf… No había un stand más apropiado para una feria en un hotel con campo de golf.

Siempre comento que en estas ferias pequeñas a veces te da la impresión de que vistas una, vistas todas porque a menudo se repiten los expositores. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, como todo. Por eso he de decir que la opción de personalizar los stand según el lugar dónde vaya a realizarse la feria es todo un acierto. Lleva un poco más de trabajo, no os voy a engañar, cuando por trabajo organicé ferias, mercados y similares montar el mismo stand para todo es más fácil y al final lo haces casi por mecánica, pero os aseguro que unos novios que vayan a dos o tres ferias de estas agradecerán ver novedades y sobre todo, que los expositores se han molestado en darle un toque nuevo a su espacio.

Estaban también Lydia Valledor y Arras, de las que ya os hablamos aquí. La verdad es que empezamos a creer que sino fuera por estas tiendas en las ferias de bodas no habría muestra de vestidos y trajes así que hago un pequeño llamamiento: Tiendas que estáis a lo largo y ancho de nuestra Asturias del alma, anímense y salgan, alguna vez, no digo siempre, de feria. 

Entre medias de nuestras visitas a los expositores, pudimos ver también la terraza donde se realiza el cóctel de la boda y la ceremonia civil si fuera el caso. Tiene pros y contras. A mi, a primera vista, me pareció perfecto que estuviera asfaltada porque así no se clavarían los tacones, a mi marido le pareció que podía ser una explanada cualquiera. No muy lejos ves unos chalets desde los cuales sus ocupantes pueden ver toda tu boda. No es malo, sólo la pareja de novios decide si le da importancia o no al entorno pero, en mi opinión, un tipo de cierre más bonito que una simple red de maya  haría ganar mucho al sitio.

Y llegamos al FLECHAZO. Flechazo con la discoteca del hotel. Nada del baile en el mismo salón, el hotel cuenta con una discoteca donde realizar el baile de tu boda. Una discoteca en toda regla, luces, equipos de sonidos, bola de discoteca…y 80 asientos en total. Vamos, el lugar perfecto para bailar hasta el agotamiento mientras los más mayores nos miran desde el asiento. Allí estaba yo, asomando la cabeza por la puerta y deseando salir a bailar.

images

Salimos de allí convencidos de que quizás no era el sitio más bonito para realizar una ceremonia civil en el hotel pero si para hacer la celebración de la boda.

NOTA:Puede ser que por el camino nos hayamos olvidado de algún expositor. Puede ser porque a pesar de que dimos varias vueltas por el salón no nos paramos en todos. Nos detenemos en los que nos llaman la atención de alguna forma. Podría coger una lista de expositores y hablar de todos y cada uno de ellos sin haberme acercado al stand. Podría hacerlo pero no, prefiero contar lo que vimos de primera mano aunque sea poquito.

Fotos extraídas de la web del hotel.

Anuncios

Un comentario en “Mismo lugar, mismo evento, 3 años después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s