Todo es mejor con música

Verdad verdadera. La música hace que todo sea más bonito, más personal y más ameno. Todo se lleva mejor con música. ¿Quién no se ha arrancado a cantar el We are the Champions cuando algo le ha salido bien? ¿O quién no se ha puesto una y otra vez esa canción de Alejandro Sanz (cambien ustedes el nombre del artista según sus gustos) cuando tiene mal de amores? Pues en las bodas igual.

Una boda puede ser más divertida, más emotiva, más alegre, más sentida, más llevadera, más movida y muchas más cosas gracias a la música. No vamos a hablar sobre la música durante la barra libre, esa es importante pero al final, es una barra libre y si la gente no baila la primera canción terminará bailando la quinta y un poco más avanzada terminara coreando La Bomba de King África con todo el sentimiento del mundo. Hablamos de esas canciones que pueden hacer que tus amigos echen una carcajada en mitad de la ceremonia, o que tu abuela derrame una lágrima más. Esa canción que mientras suena os recordará algo, si es que los nervios os permiten escucharlas. Esa canción que la gente recordará como la canción de tu boda.

¿Cuántas canciones hacen falta en una boda? Volvemos  a lo de siempre: las que los novios quieran, eso sí, hay algunos momentos que para nosotros van con música. ¿Cuáles?

1-Entrada del novio y de la novia

2-Entre lecturas

3-Alianzas

4-Salida de los novios

Y ya en el restaurante,

5-Entrada al banquete

6-Corte de tarta y brindis

7-Entrega de detalles

8-Primer baile

9-Cierre de baile

Nueve. Parece que elegir nueve canciones es fácil y lo haremos en poco tiempo, pero de repente, no te salen esas nueve canciones. Te salen menos y por más que pienses y pienses no se te ocurren más o se te vienen a la cabeza más y no eres capaz de descartar alguna.

Lo primero para elegir la música es saber el tipo de ceremonia que haces. No es lo mismo la Iglesia que lo civil. La parte buena de una ceremonia civil es que todo vale. Puedes personalizarlo al máximo, entrar con esa canción que os gusta, intercambiar las alianzas al ritmo de esa que os da tan buen rollo y salir saltando al ritmo de esa otra que os trae buenos recuerdos. Habrá quién me diga que hay Iglesias y curas muy modernos que te dejan también hacerlo. Puede ser, no lo discuto pero hagamos las cosas bien. Si te casas por la Iglesia no vas a poner el Ave María de David Bisbal al igual que si te casas por lo civil no vas a poner el Santo, Santo. Las cosas personalizadas, pero bien hechas.

A estas alturas, tengo que decir que si elegis canciones que sean conocidas para vuestros invitados las harán aún más suyas y tendrá más significado. ¿Cómo elegir las canciones? Yo os recomiendo, de nuevo, que no os separéis de esa agenda de la que os hablamos aquí porque nunca se sabe donde puede venirte a la mente la canción ideal para un momento.

Una de las cosas a tener en cuenta es si queremos música instrumental o con letra. O una combinación de ambas. Esta última opción me parece la mejor. Hay momentos que no necesitan ser acompañados de una frase pero otros que son más bonitos si existen unas palabras de fondo.

Idioma. Es hora de decidir si queremos que nuestros invitados entiendan la letra y el mensaje de la canción o que simplemente se dejen llevar. En nuestro caso estaba claro, yo nunca escucho música en inglés, soy, como decía aquel viejo anuncio del disco “Ñ”, de las que me gusta saber lo que canto. Así que aquí no negociaba, si elegíamos canciones con letra ésta tendría que estar en español. Y gané esta guerra. Luego ya llegó la elección de las canciones para el vídeo de boda y ahí empaté.

Andábamos entre canciones instrumentales y canciones con letra en español cuándo nos dimos cuenta de qué no habíamos decidido si queríamos la música en directo o grabada. Aquí hay un tema que ayuda a inclinarse por una u otra opción: el dinero. Tener música en directo sale, casi siempre, más caro que un cd grabado. Éste último podrá ponértelo el dj o según donde hagas la ceremonia, la organización correrá con esta tarea. A priori, llama más la música en directo, es cierto, pero tener la música grabada te permite personalizar aún más. Sí, hoy nos ha dado por personalizar.

Normalmente, cuando escoges música en directo tienes que adaptarte y elegir los temas entre un repertorio que ellos te ofrecen, si la música es grabada puedes poner esa canción que no es muy conocida, esa versión que está menos rodada que la conocida o incluso, si se te da bien, grabar tú alguna versión de vuestras canciones.

Recuerdo una boda donde en el primer baile empezó a sonar una canción de Revolver, la cara de la novia fue lo más bonito del mundo cuando al oir la primera palabra se dio cuenta de que la voz era la de su chico. Cantarle al novio o a la novia en plena ceremonia en directo es uno de los mejores regalos que se le puede hacer a la otra persona pero para eso tienes que saber si vas a poder controlar tus nervios, ensayar la canción y estar segura o seguro de hacerlo bien, muy bien. Las novias tenemos el listón muy alto de cantarle al novio en la ceremonia desde que esta chica consiguió emocionar a su novio y a medio país con su versión de Nuria Fergó.

He de decir que nosotros al final nos decantamos por música grabada por un motivo: no queríamos canciones de bodas, queríamos las canciones de nuestra boda. Es cierto, sonó alguna canción que ha sonado en otras bodas pero también sonaron canciones que estoy segura que nunca antes lo habían hecho en una boda y que, a pesar de no ser canciones de boda, fueron la canción perfecta para nuestra boda.

Otra cosa a tener en cuenta es la música tradicional del lugar donde vivís. En Asturias si quieres poner los pelos de punta a los invitados no tienes más que poner una gaita y un tambor. Da igual la canción que toquen, puede ser la Jota de Naves, el Xiringüelu o el Quirosanu, el momento será más bonito y la gente lo sentirá de una manera especial. Esto mismo pasa en Andalucía con un coro rociero entonando la Salve Rociera u otra canción. Y, que perdonen mi desconocimiento el resto de Comunidades Autónomas pero estoy segura de que, en cada una de ellas, tendrán su música o su baile que hace emocionar a todos los invitados en las bodas.

Estoy segura de que buscaréis por Internet canciones para bodas, repertorio de bodas, música para bodas… Yo lo hice y no una o dos veces, unas cuantas más. Al final no vale para nada. Puedes encontrar en esos listados vuestras canciones, es cierto, pero rara vez una canción que escuches por primera vez buscando por la red será una canción protagonista en la boda. ¿Dónde buscar entonces?

Yo te propongo buscar en la vieja estantería de los CDs, en esa carpeta del ordenador donde guardas todas las canciones que te han marcado. Buscar entre la discografía de vuestros artistas favoritos y rebuscar en las bandas sonoras de vuestras películas favoritas. Estoy convencida de que todos los cantantes tienen canciones que pueden darle mucho significado a una boda al igual que hay bandas sonoras que hacen de tu boda la mejor película jamás contada.

¿Qué hacer si os gusta mucho una canción y queréis que suene en un momento de la boda pero no es una canción para bodas? Ponerla. Así de simple. Si os gusta, se convertirá en una canción de boda. Si os gusta, la disfrutaréis. Si os gusta, es posible que muchos de vuestros invitados sepan que os gusta por lo que al oírla la reconocerán y sonreirán. Si os gusta, no hace falta que sea una canción de boda, ya lo hemos dicho antes, a partir de ese momento será una de las canciones de tu boda.

Ver a unos novios cantándose al oído, voceando la canción con todas sus cuerdas vocales, o ver a unos novios que comparten canción con parte de sus invitados no tiene precio. Ver a unos novios sentir las canciones es muy bonito. Y estoy segura, de que muchos de los invitados pensaran: no es una canción de boda pero que bonita sonó en esta boda. Porque sí, lo hemos dicho antes, una canción hace más bonita a una boda pero en ocasiones, una boda también hace más bonita a una canción.

Recuerdo las largas charlas y correos electrónicos con el dj de mi boda porque decía que esas canciones no eran de boda y me daba sus propuestas. Aquí no gané la pelea porque ni la empecé. Eran mis canciones elegidas y sonarían. El día de la boda, al finalizar todo vino a felicitarme, porque al final, las cosas con un significado y un porqué son bonitas.

¿Sugerencias de canciones para los momentos importantes? Podría empezar y no parar. Cogería alguna (o muchas) de Joaquín Sabina, me pararía en una o dos de Andrés Calamaro (podría pararme en muchas más, es cierto), seguiría con esa canción que dice tanto a los novios (y en este caso da igual si la canción es de Marea, de los Rolling Stones o de El Koala, es la canción de los novios y punto), me pararía en una de los Beatles y cogería esa de la película que nos gusta ver domingo tras domingo.

Eso sí, hay una canción que para mi tiene que sonar en todas las bodas. Puede sonar en casa del novio, de la novia, durante la ceremonia, en el cóctel de fondo, en la entrega de algún detalle, en un ¡que se besen! o en la barra libre. Puede sonar en la voz de Serrat, en la de Ana Belén. En la de los dos juntos o en cualquier versión, pero tiene que sonar.

Anuncios

3 comentarios en “Todo es mejor con música

  1. Nosotros nos casamos por la iglesia y escogimos un trío de piano, viola y soprano… en los momentos de la Misa más solemnes tocaron música sacra y en el resto (firmas, la paz…) tocaron bandas sonoras que nosotros les pedimos… fue guay… lo mejor, la sorpresa que le preparé a mi chico, cambié su música de entrada por un solo de viola con Nothing Else Matters… a la gente le encantó, sobre todo a sus amigos!! y luego fue la canción que cerró el baile!!! con ella empezó y terminó todo!! jeje

  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo. La música en las bodas es super importante y escoger una canción u otra depende del lugar de celebración, del gusto de los novios y del estilo de boda que quieras hacer. Mi ahora marido tenía tan claro las canciones que querían que sonaran que casi no hizo falta pensar mucho más. El dj, se quedo alucinado cuando en la primera reunión se presento directamente con un pen drive y dos cd con todas las canciones que tenían que sonar en el baile… Es un apasionado de la música jajajaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s